Etiquetas

agenda (2) alfombra (3) altillo (1) aluminio (7) ambientadores (1) amigurumi (3) anillos (8) baberos (1) bebe (1) bisuteria (29) bola golf (1) bolso (2) bombas de baño (5) boquilla (3) botitas (1) botones (3) bricolaje (2) broches (2) bufandas (9) buho (1) caballero (1) cabuchon (1) caja (1) camafeo (3) camiseta (2) cartera (5) carvado (1) cestito trapillo (5) chal (1) chochet (1) cojín (1) cola de ratón (2) colgante (4) collar (2) cosmetica (2) costura (3) costurero (1) crafts (1) cristal (1) crochet (12) cuello (2) cuellos (1) cuero (3) decoupage (1) dremel (1) dudu (1) envejecido (1) envoltorio (1) escayola (1) fieltro (8) flores (1) frivolite (5) funda de gafas (1) funda para termo (1) ganchillo (24) gel (1) glicerina (3) golf ball (1) gorro (2) gracias (1) guardapijamas (1) hadmade (1) hand (1) handmade (74) hecho a mano (61) ilustracion (1) ilustración (4) jabones (11) joyero (3) keyring (1) kitch (1) kumihimo (1) libreta (1) llavero (1) macetero (1) macramé (7) madera (3) mantita (4) manualidades (7) marco (1) marco madera (1) medicinales (1) molde madera para jabones (1) monedero (5) mueble minibar (1) muñequita (2) muñequitas (9) natural (1) Navidad (2) neceser (1) necklace (1) Nespresso (1) osito (3) papel (1) paso a paso (1) patchwork (2) patron (2) patrón (1) patucos (1) pearl (1) pendant (1) pendientes (22) perforar (1) perla (1) piedras (1) pirograbado (1) piruletas (1) pitillera (1) plantas (1) Prendedores (3) pulsera (6) pulseras (3) punto (2) puzzle (1) ranurar (1) recetas (1) reciclaje (1) regalo (1) relicario (1) resina (2) sales de baño (9) san valentin (1) scarf (2) sellos (1) sewing box (1) shawl (1) tatting (5) tela (8) telar azteca (4) telar maya (5) trapillo (7) tribal (1) tutorial (2) vaquero (1) vestido nena (1) vintage (3) wire (1) wood (2)

sábado, 31 de enero de 2015

Funda para termo a crochet. Tutorial.

Buenas tardes!

Después de una semana chunga con la gripe, en la que no he podido tejer nada, pero nada (mira que hasta he estado dos días de baja en casa, muerta de asco... pero es que no podía ni conmigo misma, menos aún con la aguja) por fin puedo volver a hacer algo creativo!

Os cuento. En mi trabajo, hasta hace unos meses teníamos un servicio de cafetería (privilegiados éramos, y no nos dábamos cuenta, ay...) donde podías ir a buscar un café recien hecho. Con estas cosas de los recortes y las crisis, nos cambiaron a nuestra Ruth por unas máquinas de vending y un microondas... HORROR!!! Cuando una ya no es cafetera, esto fue la gota que colmó el vaso. Café de máquina...puaghhh! Así que, ya puestos (por obligación) a unirnos a la moda tupperware, me compré un termo en el IKEA, para traerme cada día mi adorado té con leche. Sí, té con leche, ¿qué pasa? Puestos a traerme, me traigo lo que me gusta, ¿no? ;) Me tomo cada día un mínimo de un litro, entre trabajo y casa. Ese English Breakfast (a granel, nada de bolsitas), ese Earl Grey caliente a primera hora... Al mal tiempo buena cara, y no hay mal que por bien no venga!

A lo que iba... total, que mi primer termo fue un Hälsa del IKEA, monísimo, azulito... termo que me cargué en un visto y no visto a base de darle golpecitos... y golpetazos. Pobrecito mío, tenía más abollones que mi primer coche. Como ya me daba hasta vergüenza el estado en el que estaba el pobre, he ido a comprarme otro. Pero este modelo estaba agotado, y el único que había, más o menos del tamaño que yo quería, era este, el Kullar, que es bastante feito... Así que pensé... ¿y si le hago una funda? Por un lado, más mono se verá, y por otro lado, algún golpe seguro que le ahorro, a ver si me dura un poco más que el primero. Y puse manos a la obra!!

Con un par de madejas de lana que me sobraron del gorro que le hice a mi padre estas Navidades, una gris y otra negra, esto es lo que me he montado.

                                   

Le he puesto unas asas largas, para poder llevarlo como si fuera un bolso. Simplemente es una trenza larga de la misma lana, sujeta por la parte central a una trabilla que he colocado en la parte inferior con un nudo de alondra. La trabilla la he tejido también a ganchillo. Esta trenza pasa después por una entrepieza metálica, y se convierte en el cierre en la parte superior  como si fuera un bolso de saco. Para cerrar, he puesto otra entrepieza metálica, y también otras dos de adorno en los remates del final de la cuerdecita. Aquí lo veis por detrás, y de lado.

                          

Aquí os dejo el patrón, por si a alguien le fuese de utilidad. En mi caso, lo he hecho a dos colores, alternando una vuelta en negro y otra en gris (negras las impares, gris las pares):
  • Primera vuelta: Anillo mágico de 6 puntos bajos. En color negro en mi caso. Cerramos la vuelta con un punto deslizado. Por si se me olvida en algún momento, esto del punto deslizado hay que hacerlo en cada vuelta. 
  • Segunda vuelta. Puntos altos, aumento en todos los puntos, a punto alto (dos puntos en cada punto) hasta terminar con 12 puntos altos, en color gris. Cerramos la vuelta en punto deslizado. Aquí os dejo unas fotos de como se hace el cambio de color, para las que no lo hayáis hecho nunca. Simplemente se trata de, una vez cerrada la vuelta, estirar del punto gris. Pasamos el nuevo cabo del otro color (negro) por el agujero, como si estuviéramos tejiendo, dejando un hilo largo al otro lado, y a continuación apretamos el gris para dejar el negro apresado. Luego tiramos del negro hasta dejarlo apretado también, pero con cuidado de que no se nos salga el hilo. Yo aquí lo que hago es atar los dos cabos finales (el gris y el negro) haciendo un nudito por dentro. En las siguientes vueltas no corto el hilo, sino que simplemente cambio de bobina repitiendo este proceso. Como siempre cerramos cada vuelta en el mismo sitio, y el cambio de hilo se hace por dentro, no se nota mucho, queda mas limpio que si cada vez cortamos y anudamos. Perdonad la calidad de las fotos, pero estaba sola para hacerlas, y además la luz no es muy buena.
                                             
                                 

                                 
  • Tercera vuelta: punto doble-punto sencillo (2-1-2-1...) hasta terminar con un total de 18 puntos altos. Color negro, cerramos con punto deslizado. 
  • Cuarta vuelta. Punto doble-sencillo-sencillo (2-1-1, 2-1-1...) hasta terminar con un total de 24 puntos altos. Color gris.. En mi caso, con este círculo ya daba la base del termo (tiene que ser igual o un poquito mayor, ajustad las vueltas a vuestro termo en particular). Cerramos con punto deslizado. 
  • Quinta vuelta. Un punto alto en cada punto de la vuelta anterior, pero cogiendo solo el lado de fuera de la cadena. Esto es para hacer el quiebro de la base a las paredes. Os pongo una foto para que lo veais. Color negro. 
                   
  • Sexta vuelta y siguientes. Un punto alto en cada uno de los puntos de la vuelta anterior, cambiando el color en cada vuelta, hasta terminar el alto total de la funda. En mi caso, hasta superar la altura del termo en unos 4 cm. 
  • He tejido un cuadradido de 3*4 cm, para hacer la trabilla. Luego lo he cosido cerca de la base de la funda, por la parte de detrás (donde queda la costura de los cierres de vuelta).
  • Para hacer las asas, he trenzado 3 cabos de lana, hasta hacer una longitud de 1 metro, aproximadamente. Más vale que sobre que no que falte, luego siempre podemos deshacer. 
  • Pasar la trenza de lana, con un nudo de alondra, por la trabilla, de forma que quede igual longitud de trenza a cada lado. 
  • Pasar ambos extremos de la trenza por una entrepieza metálica, que nos hará de tope. 
  • Pasamos una trenza por cada lado alrededor de la boca de la funda, usando los puntos de la penúltima vuelta como si fueran trabillas. Yo he ido pasando de dos en dos puntos. Finalmente, los extremos se juntan en la parte delantera de la funda.
  • Pasamos de nuevo los dos cabos por otra entrepieza metalica que hará las veces de cierre. 
  • Ya solo queda rematar los extremos. cortamos la trenza al largo deseado, y ponemos entrepiezas metálicas o bolitas, o lo que nos guste en el extremo de los hilos. 
Y ya está terminado!! Espero que os guste, que os animéis, y que el patrón os sea útil

Un besito, y buena semana!

martes, 20 de enero de 2015

Bufanda para chico en telar maya. Tutorial (o algo así)

Buenas tardes!!

Después de un montón de días sin publicar, por fin he vuelto! Después de las Navidades, he estado bastante liadilla, volviendo a la rutina...y con un poco de bajón también! Se hace duro volver al trabajo, y hasta que una vuelve a coger el ritmo, los primeros días son agotadores. Pero he encontrado un hueco para por fin, hacer la bufanda que tenía pendiente.

En una entrada anterior os enseñé el gorro a crochet que hice para Jaime, con lana de algodón. Y os conté que estaba intentando encontrar un punto adecuado hacer una bufanda a juego, un punto que fuera a la vez masculino y bonito, y que quedara bien con el tipo de lana que estaba utilizando, que es muy gordita. Después de varias pruebas a crochet, nada me convencía. O quedaba un punto muy femenino, o quedaba demasiado rígido. Así que recuperé mi telar maya rectangular grande para hacer una bufanda.

En esta ocasión, he tejido a punto derecho, usando solo un lado del telar. Lo mismo que había hecho en esta entrada anterior, en la que hacía una bufanda para chica. Ya entonces os intenté explicar como se usaba el telar, de forma muy resumida, y os ponía un par de videos de ejemplo de como usar el telar maya, pero no de este tipo de punto, ya que por algún motivo no he logrado encontrarlo en internet (tendré que grabar uno...? que palo!!)

En esta ocasión, voy a intentar poner algunas fotos que aclaren algo más el procedimiento de trabajo. Aunque esto dista mucho de ser un tutorial completo, al menos espero que os sea de ayuda, y que entre esta y la otra entrada, os quede mas o menos claro. Para las fotos, he usado un hilo mas fino para intentar que se vea más claro...

Para empezar, hacemos un nudo corredizo, y enganchamos el hilo en uno de los pivotes de los laterales. Esto será simplemente para dejar el hilo tenso, y que no se nos mueva mientras hacemos el primer par de vueltas. Luego lo soltaremos, para permitir seguir avanzando con el tejido.


Comenzamos a rodear todos los pivotes de un lado. Es importante que el cruce del hilo quede por la parte interior del telar, como muestro en la foto.

               

Cuando lleguemos al ultimo pivote, damos dos vueltas, y hacemos lo mismo en sentido contrario. También en esta ocasión dejando el cruce por la parte interior del telar, hasta que lleguemos de nuevo al primer pivote. Ajustamos el hilo en el pivote de la esquina para que no se nos mueva del sitio.Cuando terminemos, tendremos cada pivote rodeado dos veces.

                
                

Por la parte de fuera del telar, sacamos con ayuda del ganchito cada punto de la parte inferior, por encima del de la parte superior, hasta haber terminado la vuelta. Cuando hayamos terminado, tendremos una sola hilera de puntos. 

                

                

Para continuar, necesitamos tener de nuevo dos hileras de puntos. Así que volvemos a enrollar cada uno de los pivotes con el hilo, igual que antes, dejando el cruce por la parte interior del telar, y ajustamos el hilo al final (esta vez todavía no damos la vuelta!!) Y volvemos a tejer, sacando de nuevo el punto inferior por encima del superior. Repetimos la operación (echar hilera de puntos, sacar los puntos inferiores) hasta terminar la bufanda, es decir, hasta que tengamos el largo deseado. Para un cuello de dos vueltas de chico, que quede ajustadito al cuello, hace falta mas o menos un largo de 125 centímetros. Cuando terminamos, vemos que los dos lados del tejido son diferentes. Por la parte de dentro del telar tenemos el derecho, y si miramos desde fuera vemos el revés.

Ahora tenemos que quitar un punto de cada lado. Esto se hace así porque en realidad los últimos puntos de los extremos no son puntos "reales". Para hacer esto, lo que hacemos es pasar ultimo punto de cada lado al pivote inmediato (sacamos el punto con ayuda del gancho, y lo ponemos encima del que hay en el pivote adyacente), y pasamos la hebra de debajo por encima de la de arriba. Esto sería el equivalente a hacer una disminución.

En este caso, la bufanda queremos hacerla cerrada. Es decir, una bufanda sin fin, o un cuello. Para cerrar la bufanda, necesitamos cambiar de lado todos los puntos, a fin de que la costura que vamos a hacer nos quede por el lado interno de la bufanda (es decir, por el revés del tejido) Con cuidado sacamos cada punto y lo llevamos al contrario. 

Tomamos el otro extremo de la bufanda, y lo pasamos por el interior del telar desde abajo. Montamos los puntos del principio con cuidado encima de los que ya tenemos (los del final), mirando de que coincidan bien los bordes. De nuevo sacamos el punto inferior por encima del superior, para conseguir una única hilera de puntos. Dejamos aproximadamente un largo de la hebra de la longitud del doble del telar, y cortamos el hilo. Con esta hebra remataremos la costura.

Para ello, lo que hacemos es ir sacando uno a uno los puntos del telar, y pasar la hebra a través de cada uno de los puntos. Rematamos al final.

Truquis y cosas a tener en cuenta:

  • La medida del ancho de la bufanda, o lo que estemos tejiendo, será aproximadamente de la mitad (o poco mas) del ancho del telar. Cuanto mas fina sea la lana, más reducción tendremos en el punto. En este caso, para un telar de 41 cm de largo (medido de ultimo pivote a primer pivote de un lado) nos ha quedado una bufanda de 26 cm de ancho. Y esto teniendo en cuenta que he usado una lana muy gorda, y además en algodón, con lo que la retracción es menor
  • Para echar la lana. Se puede enrollar la lana con los dedos alrededor de los pivotes, pero es incómodo, dificil y lento. La mitad de las veces, o se desenrolla un punto cuando vamos por la mitad (y luego el resto de la fila, teniendo que volver a empezar) o el hilo lo apretamos de forma desigual, dejando unos puntos muy duros y otros flojos. Truco: yo uso un boli vacío (la carcasa de un bic si la lana es finita, u otra similar si es mas gordita). Antes de atar el primer punto, pasamos la hebra por dentro de nuestro "echador de lana" y luego ataremos al pivote de la esquina, tal y como dijimos. Y así luego será infinitamente más facil poner los puntos, y que todos estén igual de tensos. Si os fijáis, en la cuarta foto se ve.
  • Videos. Os dejo de nuevo unos videos explicativos, aunque como os he dicho anteriormente, son solo para que podáis ver en directo el uso del telar, ya que el punto que yo he usado no tiene video en internet (o yo no he sabido encontrarlo). De todas formas, son un par de videos estupendos del blog La Hilandera, que seguro que os servirán de mucha ayuda si queréis iniciaros en esto del tejido en telar. 


Aquí os dejo la foto de la bufanda, junto con el gorro. Espero que toda esta sábana os haya servido de algo. Ya sabéis, para cualquier duda, o si algún punto del procedimiento no queda claro, a vuestra disposición.

                                   

Me encantaría ver vuestras bufandas! Un besito!!

jueves, 1 de enero de 2015

Joyero de viaje de tela (II) Tutorial de costura.

Buenas tardes!! Feliz 2015 a todos!

Hoy, día de año Nuevo, y en el que seguramente será mi último post hasta que vuelva a casa (se me acaban los recursos de trabajos hechos en diciembre y las vacaciones, desgraciadamente) vengo a enseñaros mi segundo intento de joyero de viaje. El primero ya os lo había enseñado en este post anterior, que como además fue mi primer intento de costura con la máquina, tampoco esperaba maravillas, aunque al final quedé bastante contenta, después de algunos desaguisados que mejor no cuento...

Este segundo considero que me ha quedado mejor... Bueno, poco a poco, Roma no se conquista en dos días, ¿no? Era un regalo de Navidad para mi madre, que por fin ya puedo enseñaros.



Como veis, esta vez he escogido una tela de flores lilas, rosas, burdeos y marrones para la parte exterior, y una tela de algodón lisa burdeos, a juego para la parte interior. Las cremalleras también son del mismo color. Igual que el mío, tiene dos compartimentos con cremallera para pendientes, pulseras y collares, y un rulo para colocar los anillos, que se abre y cierra con corchete. El joyero se enrolla y se cierra con cintas.

La verdad, que como a mi madre le gustan las joyas y los viajes (jajaja) creo que será un regalo bien aprovechado.

En cuanto a la confección, esta vez no tengo tutorial propio. He seguido (más o menos, adaptándolo para hacerlo un poco más pequeño, con dos cremalleras en vez de tres, y un poco menos alto) estas instrucciones que nos deja Picafló. El tutorial está bastante bien explicado, mi enhorabuena a Sonia Fernández (las manos maravillosas detrás de Picaflo) por el trabajo que se ha tomado al realizarlo.


Bueno, pues la próxima vez que escriba, estaré de vuelta en casa, y de nuevo manos a la obra. La verdad que lo echo de menos! Aunque aquí también he estado ocupada, y he empezado algún proyecto, la falta de materiales y de herramientas permite lo que permite... por no hablar de la falta de tiempo (si, ya sé que estoy de vacaciones, pero me reclaman los compromisos sociales, jaja)

Bueno chicas, pues simplemente de nuevo volveros a felicitar el año a todas, y desearos un feliz y creativo 2015. Por mi parte, espero que sea mejor que el año anterior, y que los disgustos y problemillas de este año queden atrás... Un besito a todas!