Etiquetas

agenda (2) alfombra (3) altillo (1) aluminio (7) ambientadores (1) amigurumi (3) anillos (8) baberos (1) bebe (1) bisuteria (29) bola golf (1) bolso (2) bombas de baño (5) boquilla (3) botitas (1) botones (3) bricolaje (2) broches (2) bufandas (9) buho (1) caballero (1) cabuchon (1) caja (1) camafeo (3) camiseta (2) cartera (5) carvado (1) cestito trapillo (5) chal (1) chochet (1) cojín (1) cola de ratón (2) colgante (4) collar (2) cosmetica (2) costura (3) costurero (1) crafts (1) cristal (1) crochet (12) cuello (2) cuellos (1) cuero (3) decoupage (1) dremel (1) dudu (1) envejecido (1) envoltorio (1) escayola (1) fieltro (8) flores (1) frivolite (5) funda de gafas (1) funda para termo (1) ganchillo (24) gel (1) glicerina (3) golf ball (1) gorro (2) gracias (1) guardapijamas (1) hadmade (1) hand (1) handmade (74) hecho a mano (61) ilustracion (1) ilustración (4) jabones (11) joyero (3) keyring (1) kitch (1) kumihimo (1) libreta (1) llavero (1) macetero (1) macramé (7) madera (3) mantita (4) manualidades (7) marco (1) marco madera (1) medicinales (1) molde madera para jabones (1) monedero (5) mueble minibar (1) muñequita (2) muñequitas (9) natural (1) Navidad (2) neceser (1) necklace (1) Nespresso (1) osito (3) papel (1) paso a paso (1) patchwork (2) patron (2) patrón (1) patucos (1) pearl (1) pendant (1) pendientes (22) perforar (1) perla (1) piedras (1) pirograbado (1) piruletas (1) pitillera (1) plantas (1) Prendedores (3) pulsera (6) pulseras (3) punto (2) puzzle (1) ranurar (1) recetas (1) reciclaje (1) regalo (1) relicario (1) resina (2) sales de baño (9) san valentin (1) scarf (2) sellos (1) sewing box (1) shawl (1) tatting (5) tela (8) telar azteca (4) telar maya (5) trapillo (7) tribal (1) tutorial (2) vaquero (1) vestido nena (1) vintage (3) wire (1) wood (2)

lunes, 2 de octubre de 2017

Buho guardapijamas

Buenos días!!

Hoy os traigo un buhito en crochet. Originalmente, la idea era hacer un cojín, pero al ir tejiendo cada vez me parecía mejor idea utilizarlo como funda para guardar los pijamas. También, tengo que confesar que la idea era regalarlo, pero cuando lo terminé quedó tan cuqui, que tuve que quedármelo... 

Esta es la foto


El patrón, lo saqué de Patronesmil (muchísimas gracias por compartirlo) aunque yo cambié un poco los colores, aquí os dejo el enlace:


Espero que os animéis y lo intentéis. No es dificil, y el resultado es muy chulo!

Un besito, y buena semana!

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Caja pirograbada

Buenos días amores!!

Hoy os hablaré de un nuevo juguete que me compré hace unos meses. Se trata de un pirograbador. Fue una de estas compras impulsivas... estaba muy bien de precio (me costó unos 10 euros en Lidl), tenía curiosidad y pensé... ¿por qué no? Algo haré con este cacharro... Al menos aprenderé algo nuevo!!

El trasto está bastante bien... Para los que no sepáis que es un pirograbador (o pirógrafo) no es más que un aparato eléctrico para grabar mediante calor en diferentes materiales (madera, cuero...)  Una resistencia calienta el cuerpo del pirograbador, forrado con un material aislante para no quemarnos, exceptuando  una terminal roscada al final que se calienta, y a la que podemos conectar varias puntas, en función de lo que queramos hacer con él. Los hay con posibilidad de regular la potencia (y por tanto el calor) pero estos ya son más profesionales, el de Lidl simplemente se enchufa, y no permite regular nada. Pero lleva 7 puntas de dibujo, y otras siete de sellos, así que por el precio que cuesta, está bastante bien... Aquí os dejo enlace al vídeo oficial, por si queréis verlo:

Bueno, volviendo al tema... una vez que tuve el chisme, pensé... y ahora, ¿que hago? y la respuesta fue obvia... una caja para guardarlo!! (Venía "a pelo", sin funda ni caja ni nada...) Así que me fui al chino de confianza de la esquina, y me compré una de estas cajas de pino sosa (sosísima). Me busqué un dibujo bonito, lo pinté en la caja ayudándome de un papel de calco (mejor si lo cogéis de un color suave, porque luego cuesta quitar las marcas) y... manos a la obra!! A pirograbar!!

Un consejo os doy, antes de poneros a grabar nada en la pieza definitiva, coged un martir de madera (en mi caso fue un trozo de DM que tenía por casa de alguna otra chapuza) y practicad con las diferentes puntas, porque la cosa no es que sea muy difícil, pero un poco de truquillo tiene. Así os podéis acostumbrar al pirograbador, ver cuanta presión hay que hacer, cuanto tiempo lo podéis apoyar sin quemar la madera, los efectos que pueden lograrse con las diferentes puntas... Para cambiar de punta, yo lo que hacia era desenroscarla con unos alicates pequeñitos, y dejar la punta caliente en un cenicero de barro a enfriar. Ojo, que os podéis quemar si no tenéis mucho cuidado!!

Bueno, así quedo mi caja cuando terminé de pirograbar... bonita, pero algo sosa... y además, no lograba eliminar del todo las marcas del papel de calco... (si lo hubiera sabido antes...)



Así que el siguiente paso fue buscar un barniz, para darle una capa. Encontramos uno que según el color de la tapa, parecía no muy oscuro... pero (ojo de barnizar en un sitio bien ventilado, o acabaréis con un colocón considerable) resultó que sí lo era (cosas de ser novato en esto de barnizar), y el dibujo no se apreciaba bien una vez aplicada la capa de barniz. Podéis verlo en esta foto.


Como imagináis, me quedé un poco chafada... ¿tanto trabajo con el pirograbado para que no se apreciara? De eso nada!! Así que se me ocurrió resaltar el pirograbado con color... 

Para ello, usé un rotulador metalizado para toda superficie, que también compré en el Lidl, casualmente. Vienen en paquetes de dos, y los hay dorados, plateados, rosa metalizado, blanco, verde metalizado... Son muy baratos, creo recordar que el pack de dos cuesta unos 3 o 4 euros. En mi caso, el color que mejor me iba con el barniz, era el rosa metalizado. Poco a poco, y con mucho cuidado, hay que ir repasando todo el contorno del pirograbado con el rotulador. En realidad el sistema de la tinta más que un rotulador común, es parecido al del tip-pex, así que hay que ir despacio, para no hacer un borrón, y dejar secar bien antes de tocar. 

Por último, puse unas espumas cuadradas que recorte dentro de los compartimentos de la bandeja interior, para fijar ahí las diferentes puntas, y que no se cayeran dentro de la caja al moverla. 

Aquí os enseño el resultado final de mi primera experiencia con pirógrafo. ¿Que os parece? ¿os gusta? Yo, si he de ser sincera, quedé encantada con el resultado. Me parece monísima mi cajita!!





Bueno, pues por hoy, ya está bien!! Volveré para enseñaros más experimentos de este último año!

Un besito, y buena semana!